Documento sin título
Friday 21 July 2017
 

Twitter


¡Tenías que ser Millennial!

 

23mayo17colum¡Tenías que ser Millennial!

Yo soy Millennial. Nací orgullosamente en 1987. Me tocó desde el Pong de Atari, pasé por todas las versiones de Nintendo –sí, soplé y eché agua a los cassettes del NES para que funcionaran-, el tamagotchi (tuve uno de marca dudosa), la computadora y recientemente mi smartphone.

 

Siempre tuve algún dispositivo, y escribiéndolo, caí en cuenta que de pequeño no estuve tan desapegado de la tecnología como pensaba, alego constantemente que mis sobrinos utilizan mucho su iPad, por lo que ya no me siento tan ajeno.

 

Ahora que ya acepté mi realidad ,ser millennial, como muchos deberían de hacerlo para mi gusto y no discriminar utilizando la frase de encabezado que lleva este texto, o aquellas como: ¡Es que eres millennial!, ¡los millennials no quieren trabajar! O el reciente ¡los millennials no saben quién fue Chris Cornell! Y no, la verdad  me sonaba el nombre pero no fue sino hasta que lo busqué en Google –porque millennial-, que supe quién era.

 

Ahora comienza lo bueno. Según varios sitios, esta hermosa generación, la ‘Y’ según el orden, está NO estrictamente delimitada por los nacidos entre los 80 y el 2000. Digo no estrictamente porque sé que si eres arriba del 85 dirás que no lo eres, o bien si eres más joven puedes avergonzarte de serlo.

 

Ser parte de una generación, no implica la fecha de nacimiento. Implica que reúnas los requisitos necesarios. Resulta que, con base a una pequeña exhaustiva investigación realizada por mí, los millennials se caracterizan por: las costumbres en su trabajo, la tecnología que los rodea y su cultura.

 

Los millénnicos son nativos digitales, dominan la tecnología como parte de su vida diaria, son multidispositivos, tienen varios aparatos además de celular, cuentan con una laptop, tablet, etc., son sociables, críticos y exigen personalización.

 

Por lo tanto, no se puede definir a una generación. O por lo menos a ésta, por edades. Sino que hay características que las definen. En el caso de los millennials, las del párrafo anterior.

 

Invariablemente, he visto cantidad de personas que alegan ser ajenos a este grupo. Sin embargo, por sus actitudes, lo son en gran medida. Es más, he conocido personas que por edad son ‘X’ y sus costumbres los delatan como milenials. Todo está en la actitud, chavos.

 

¿Por qué no nos deben de odiar las otras generaciones? Según se dice, somos quienes liderarán la fuerza laboral mundial en un 75% para el 2025, que fuera de ser un descubrimiento, es una realidad. Lo que me lleva a pensar, ¿será que entonces los CEOs milenials se moverán constantemente de trabajo? o ¿estarán en juntas de chamba donde no anoten? No lo sabemos, lo que sí se sabe, es que regiremos las empresas a nivel mundial. Y sería un grave error hoy decir, que no nos contratarían por ser flojos, lentos o por no saber quién es el Sr. Cornell.

 

Entonces, mi gran humilde opinión me lleva a pensar ¿qué hacer con nosotros? Básicamente entendernos y darnos nuestro lugar. Gracias a nuestro entorno tecnológico, grandes mentes han revolucionado la vida actual, el ejemplo más sencillo, las redes sociales. Y de ahí, han surgido todo este grupo de emprendedores quienes realmente han cambiado la forma de hacer dinero actualmente.

 

Si eres millennial o  no, será juicio de valor personal. Por lo que si te consideras uno, acéptalo y al mismo tiempo, defiende todo aquello que te hace mejor como persona. Lo sé, hay millennials que lo hemos hecho fatal y lo seguiremos haciendo – me incluyo para que no digan que me excluyo de serlo solo en este argumento-. Afortunadamente eso es cuestión de actitud como dije anteriormente. Total, hasta mi mamá tiene un smartphone más moderno que el mío, tiene Facebook, comenta, quiere subir fotografías y me escribe a diario por Whatsapp, pero no, no es millennial.

 

Foto: flancoizquierdo.com
          Cortesía del autor

 

12540621 10156363381420462 7455691833490734451 nAcerca del autor

 

José Ramos

 

Publirrelacionista de todo lo que se me ponga enfrente. Ahora ya hasta escribo.

 

Twitter@hesairamos