Documento sin título
Saturday 23 September 2017
 

Twitter


Festeja el Día del Niño con delicadas piezas de joyería de Bizzarro

 

28abril17kids2Celebrar la inocencia, la sencillez y el carisma de un niño, siempre es algo único y especial. Si deseas obsequiar a los más pequeños del hogar algo inolvidable, Joyerías Bizzarro cuenta con delicados diseños que plasman de magnífica manera, el significado que dan a la vida a través del brillo de su mirada y sonrisa.

 

Elegante, creativo y divertido, es así como el experto en joyería define su portafolio para niños, mismo que busca convertirse en el recordatorio diario del amor que une a la familia. Sus piezas de oro rosa, amarillo y blanco, en combinación con el exquisito brillo de los diamantes, hacen de su propuesta el obsequio perfecto para conmemorar y mantener la ilusión de los reyes de la casa. Por esta razón, la icónica marca, nos presenta sus recomendaciones para elegir el regalo perfecto.

 

Clásicos para el corazón

 

Ayúdalos a volar alto por medio de una pieza que les recuerde a uno de los elefantes más consentidos y divertidos de la infancia. O bien, con una gema que les invoque a una de sus ratoncitas favoritas, para que ambos los acompañen en cada una de sus aventuras.

 

Dulces Momentos

 

La diversión plasmada en caramelos y pequeñitos. El oro amarillo es el complemento perfecto para ser portado en momentos especiales. Convierte estas piezas en el lazo ideal entre mamá e hijo, obsequiando dos dijes iguales que les harán recordar el cariño que existe entre ambos.

 

Un eterno compañero

 

Obsequia una pieza clásica e inolvidable por medio de un exclusivo diseño en forma de angelito, mismo que presenta su presencia entre su familia, y el amor que transmite.

 

Conmemora los momentos inolvidables de la vida y acompáñalos cada día por medio de los divertidos diseños que la marca tiene para este día.

 

Para más información visita www.joyeriasbizzarro.com o únete a sus Redes Sociales:

 

FacebookJoyerías Bizzarro

 

Twitter@JoyeriaBizzarro

 

Por Angie García

 

Fotos: Cortesía

C-hmWm5VwAIszP2